Icono del sitio El Guerrero Místico

Orígenes e Historia del Kenpo

kenpo karate en español,kenpo karate argentina,origen de karate kempo,origen del kenpo, kenpo karate en español review,kenpo karate en español honest video,kenpo karate,kenpo karate,american kenpo,kenpo karate,kenpo americano

historia del kenpo karate

Orígenes del Kenpo. Artículo original en portugués de nuno publicado en Bushido A Espada e a Pena. Traducido al español por nuno. Modificado por adolfo.

Las técnicas de lucha nacieron de la necesidad de supervivencia, ante la amenaza de bestias feroces y enemigos diversos. Sus estilos se desarrollaron con la observación de animales y a través de otras metodologías, sin embargo, no se sabe a ciencia cierta cuándo y dónde surgió el «arte» exactamente, por lo que su origen e historia son tan antiguos como oscuros. Sin embargo, varios historiadores comparten la idea de que las artes marciales comenzaron en la India hace 5000 años. Aunque la habitual es que la historia que nos enseñan no coincida con la realidad.

Desde allí se extendieron creando diversos estilos, como la Yudha. Kala, Shastra Vidya, Malla Yudha, Vajramushti , Dhanur Veda, Kalari Payattu y otros, todos extintos en su forma original. Entre ellos se encuentra el Vajramushti, que probablemente es  el estilo marcial más antiguo conocido en el mundo, que se remonta al comienzo del budismo, convirtiéndose en un arte marcial budista al practicarlo los monjes.

Desafortunadamente, no podemos ubicar las referencias históricas exactas del Vajramushti, sin embargo sabemos que se originó en la era prearia, cuando el subcontinente indio llamaba a sus habitantes drávidas. Los dravidianos precedieron a los arios, que llegaron allí en el 2000 a.C. habiéndoles precedido los primeros desde alrededor del 3500 a.C.

Según la leyenda, el creador del Vajramushti fue Shiva, una deidad hindú, aunque dentro del contexto indio y chino es imposible separar lo real de lo mitológico. Allí la religiosidad va unida al reflejo de la realidad.

Los arios, al entrar en la India, comenzaron a destruir todo lo que implicaba la cultura de los pueblos dravídicos. Esto llevó al Vajramushti a su debilitamiento social, y su práctica quedó restringida a los Kshastriyas (Satrias), que eran la casta guerrera. El legado de los Satria sigue vivo en la actualidad.

Los arios crearon un sistema de castas y los drávidas fueron colocados en las más bajas. Debido a este hecho histórico de carácter político, estaban en contra de las castas y se negaban a aceptar la filosofía védica manteniendo su propia cultura, de la que los mayores exponente son: Yoga, Vajramushti, Samkhya, Jainismo y Budismo.

ÉRASE UNA VEZ EN CHINA:

Se cree que el primer estilo de lucha chino proviene del conocimiento de los campesinos que defendían sus recintos utilizando derribos conocidos como Shuai-Jiao, un arte marcial desarrollado por el emperador Jakus. Shu, hace unos cuatro mil años.

Los primeros registros de este estilo se encontraron en huesos y pezuñas de tortugas de la dinastía Shang (1600 – 1046 aC), aunque se cree que se desarrolló mucho antes fuera de China, como se mencionó anteriormente. Se han desenterrado hachas de piedra, cuchillos y flechas de este período en excavaciones recientes. De hecho, Huang-Ti, el tercero de los Tres Emperadores verano (aunque algunos lo consideran el primer emperador de China) usaba espadas de cobre para el combate.

Quan Fa en chino moderno, o ‘trabajos de puños’, fue el nombre original en un principio, y se hizo muy popular cuando los guerreros Chou de China Occidental derrotaron al monarca de la Dinastía Shang en 1122 a.C.
Durante el período Chou, una especie de lucha llamada El jiaoli figuraba como un sistema militar, junto con el tiro con arco y las carreras de carros, deportes muy comunes en otras sociedades que también fueron influenciadas por inmigrantes de la Edad del Bronce, como Grecia, Roma, Irán e India. 

El período 770-481 a.C. se denominó Era de primavera y otoño. Durante este tiempo, el Quan Fa se llamó Quan Yung y el arte comenzó a florecer.
El período de los Reinos Combatientes (480-221 a. C.) produjo muchos estrategas que enfatizaron la importancia del Quan Fa en la construcción de un ejército fuerte. 

Como menciona Sun Tzu (El Arte de la Guerra), “Los ejercicios de lucha y ataque fortalecen el físico del guerrero”. El término oficial para Quan Fa en ese momento era Xi Xiuhu, que al viajar a Japón se convirtió en Jiu Jitsu.

Las dinastías Qin (221-206 a. C.) y Han (206 a. C. – 220 d. C.) vieron el crecimiento de artes marciales como Shoubo y Shuai Jiao, un concurso en el que los participantes se enfrentan con cuernos de toro en la cabeza. Quan Fa cambió su nombre a Chi Chiao. Se incorporaron varias armas nuevas al arte y el taoísmo comenzó a influir en la filosofía de la lucha.

El próximo gran desarrollo en la historia de Quan Fa también se produjo durante las dinastías del Norte y del Sur: la llegada de Bodhidharma.

LA LLEGADA DE BODHIDARMA:

Uno de los grandes maestros de Vajramushti fue Prajnatara, además también fue un gran líder del budismo en la antigua India,
A su vez, el padre de Bodhidharma, el rey Sughanda, puso a Prajnatara para enseñar Vajramushti a su hijo quien además de Vajramushti terminó aprendiendo los principios religiosos budistas y convirtiéndose en monje de esta religión.

Después de la muerte de Prajnatara, la comunidad budista pensó que era mejor elegir a Bodhidharma como el vigésimo patriarca del budismo, debido a su dedicación y fidelidad a los principios de Buda. Basado en las enseñanzas de su difunto Maestro, Bodhidharma comenzó a viajar predicando los principios de las enseñanzas, yendo a Nepal, Tibet y China. Pasando la noche en los templos que encontraba en el camino y predicando su doctrina a los monjes o a cualquier otra persona.

Tras deambular por gran parte del territorio chino, el destino lo llevó al Templo Shaolin, ubicado en la provincia de Henan. Cuenta la leyenda que, al entrar en el antiguo monasterio, Bodhidharma se topó con el precario estado de salud de los monjes, producto de su inactividad por largos periodos de meditación. Fue entonces cuando los inició en la práctica de una serie de ejercicios físicos, a la vez que les impartía los fundamentos de la filosofía zen, con el fin de rehabilitarlos tanto física como espiritualmente.

Los ejercicios enseñados por Bodhidharma se basaban en métodos de respiración profunda, Yoga y técnicas de combate indias (Vajramushti), creando una secuencia corta de 18 ejercicios. Debido a que los chinos tienen dificultades para pronunciar el sánscrito, los monjes le dieron el nombre de Shih Pa Lo Han Sho, o las 18 manos de Lo Han. Estas técnicas, que son la base de casi todas las artes marciales en la actualidad, originalmente no fueron pensadas para ser utilizadas como métodos de lucha, sino más bien como un método para equilibrar la mente y el cuerpo.

Durante el período Sui, aproximadamente cuarenta años después de la muerte de Bodhidharma, los bandidos atacaron varias veces el templo de Shaolin. Los monjes trataron de defender el templo, pero sus habilidades no estaban afinadas por el combate. Tras varias incursiones exitosas, nace la leyenda del » monje mendigo», quien durante el último asedio del templo por parte de los bandidos, atacó a varios con una serie de agresivas técnicas de manos y pies, matando a algunos y defendiéndose de los atacantes restantes. Los otros monjes estaban tan inspirados por la exhibición de este sacerdote solitario que le pidieron que les enseñara como forma de protección. Los registros del templo llaman a este arte de lucha Quan Fa.

En el transcurso de varias décadas, las artes de lucha del templo Shaolin crecieron y se dice que prosperaron en más de 400 estilos en los siguientes siglos.

Varias décadas después de la lucha del «monje mendigo», un maestro de Quan Fa llamado Ch’ueh taun Shang-jen habría redescubierto el Shih Pa Lo Han Sho original, que se había perdido durante muchos años. Ch’ueh integró su arte de Chuan Fa con el de Lo Han, aumentando el número total de técnicas de las dieciocho originales a un total de setenta y dos.
Varios años más tarde, Ch’ueh viajó por el campo chino promocionando su arte en varios duelos agotadores hasta que se encontró con un hombre llamado Li en la provincia de Shensi.
Li dominaba Quan Fa y muchas otras formas marciales (incluido el entonces famoso Chin Na). Viajó y entrenó con Ch’ueh durante algún tiempo para desarrollar el plan de estudios de Quan para formar un total de ciento setenta técnicas. Además las categorizaron en cinco grupos distintos, cada uno según un animal, cuyas reacciones instintivas reflejaban los movimientos de este nuevo Quan.
Al regresar al templo de Shaolin, al que pertenecían Li y Ch’ueh, les presentaron a los demás monjes wu xing quan , la forma de cinco animales, llevando el templo de Shaolin a una nueva etapa en la evolución del arte marcial.

El Quan Fa se volvió ampliamente conocido, difundido y, dependiendo de la región, no solo se influyó en el estilo sino también en el nombre, siendo conocido además como Kung Fu y Wus Shu.

LLEGADA A JAPÓN:

A finales del siglo XVI, el ejército imperial quemó y destruyó los grandes templos de Shaolin, pero a lo largo de los siglos, los sistemas de lucha sobrevivieron y se expandieron desde China a los reinos vecinos, incluidos los reinos de Ryukyu ( Islas de Okinawa) y Japón, en En ambos lugares, el arte se denominó Kenpo o “Ley del puño”.
Entre los períodos Sui y Ming (un intervalo de 800 años), se cree que muchos monjes errantes viajaron por Japón y el reino de RyuKyu llevando consigo un conocimiento práctico del arte del Kenpo, lo que explica su amplia distribución.
El arte de Chuan Fa, que se traduce como Ken Po, se habría enseñado como complemento del entrenamiento espiritual diario al que se sometían los monjes. Muchos solían elegir discípulos o enseñar en varios templos budistas, mostrando la palabra de Buda y el poder de Chuan Fa. A partir de ahí, el arte del Kenpo pudo extenderse fácilmente entre plebeyos y nobles.

Otra razón de la fundación del Kenpo se puede encontrar en los numerosos viajes que japoneses y okinawenses realizaron a China para aprender el legendario arte de Chuan Fa. Algunas personas desaparecían durante muchos años, presumiblemente asesinados por sus familias, solo para resurgir como maestros de Kenpo y otras artes marciales.

Como referentes notables en el surgir de la ryu kyu Kenpo, más tarde Kenpo de Okinawa, podemos hablar de Kushaku y Shionja, quienes tuvieron la mayor influencia en los estilos de Kenpo de Okinawa que cualquier otro artista marcial. El desarrollo del Kenpo en Japón se debe a muchos samuráis que, al regresar de las guerras en China, trajeron consigo un amplio conocimiento de Chuan Fa y, con el paso de los años, lo modificaron para incluir sus propias artes de Jujutsu y Aikijutsu. Éste es un período que denota la mayor evolución del Kenpo desde la época de Li y Ch’ueh, prueba de ello es que el término utilizado en Japón para describir las enseñanzas de Chin Genpin (1587-1674), considerado el padre del Jujutsu Japonés, era kenpo jujutsu, refiriéndose a un sistema histórico de artes marciales japonesas con una temprana influencia china que enfatiza pero no se limita a puñetazos y patadas, es decir, a técnicas de impacto.

LA LLEGADA AL OESTE:

A principios del siglo XVII, dos familias, Kumamoto y Nagasaki, trajeron el conocimiento del Kenpo de China a Kyushu, en Japón. Este arte se modificó durante muchos años hasta alcanzar su forma actual, que se conoce como Kosho Ryu Kenpo o “escuela del pino viejo”; y es de aquí de donde se derivan la mayoría de las formas modernas de Kenpo.
En 1916, a la edad de cinco años, James Masayoshi Mitose, que descendía de una familia japonesa tradicional, fue enviado de Hawai a Japón para estudiar y aprender el arte marcial tradicional de su familia.
Fue alumno de su propio abuelo, Sukuhei. Yoshida y de otros maestros más, porque durante su estancia en Japón, su abuelo lo llevó a varios lugares para conocer y entrenar.
Mitose regresó a Hawái el 25 de febrero de 1937, entonces tenía veinte años. Durante quince estudió este arte, descendiente directo del Chuan Fa original. Después de completar su formación en Japón, Mitose comenzó a enseñar Kenpo en Estados Unidos. En 1942 organizó el Club Oficial de Autodefensa, una academia del arte en Honolulu, donde enseñó abiertamente al público el estilo de su familia. En este lugar promovió a seis de sus estudiantes a cinturones negros e instructores: Thomas Young, William Chow, Edmund Howe, Arthur Keawe , Jiro Nakamura y Paul Yamaguchi.

CONCLUSIÓN:

El Kenpo es una escuela ecléctica, en el sentido de que busca la conciliación entre los más diversos estilos y sistemas de lucha, que han constituido su camino hasta nuestros días, pero al mismo tiempo permite la libertad de elección sobre lo que se juzga mejor, sin apego a una

forma en particular, combinando los mejores elementos de cada procedencia cuando son conciliables, haciendo una visión del arte marcial multicultural y multidisciplinar, en constante evolución.

“Tienen principio, pero no tienen fin”

The following two tabs change content below.

Nuno Stichini Santos

Salir de la versión móvil