Icono del sitio El Guerrero Místico

El Estilo de Kara Te de los hermanos Motobu

karate motobu

El legado de los hermanos Motobu

La denominación «Motobu Udun» procede de una familia aristocrática del reino de las Ryu Kyu. Desde el siglo XVII, hasta las reformas Meiji de finales del XIX, los sucesivos cabezas de familia ostentaron el rango de ōji, o aji, solo por debajo del propio rey; y sirvieron como vasallos de la monarquía Shuri.

La familia destacó tanto en el ámbito cultural como en el militar, produciendo importantes políticos, artistas de todo tipo y artistas marciales en particular. El término «udun», indica el parentesco sanguíneo con la monarquía de Ryukyu, o con la familia imperial de Japón.

Al final del Reino de Ryu Kyu, surgieron dos hermanos de la familia Motobu que dejaron su huella en el panorama de las artes marciales: Choyu, como primer hijo, heredó el arte marcial familiar, «Motobu Udundi», aunque también estudió diversos tipos de «karate» de la época, mientras que su hermano menor, Choki Motobu hizo lo propio, pero se centró en el «Ryu Kyu Kenpo Tode».

Choki Motobu

Choki, tuvo la oportunidad de estudiar directamente con maestros tan formidables como Bushi Matsumura, Itosu Ankoh, Matsumora Kosaku, Motobu Choyu y Sakuma Pechin, añadiendo a eso la experiencia de más de 100 peleas callejeras, en el distrito Tsuji, de Naha; y la ambición de mejorar continuamente su habilidad.

Sensei Choki Motobu está solo, en los anales de la historia del «karate», como pionero más tenaz, leal a una gran escuela de «karate», que le había sido transmitida por sus maestros de RyuKyu Kenpo Tode.

Choki Motobu, se diferenciaba de otros maestros de karate, al basar su estilo en el estudio del kumité a través del bunkai, mientras que la ejecución formal del Kata parecía ocupar una posición secundaria pará él. Pero debemos enfatizar que seguro que era algo totalmente distinto a lo que se ha convertido el actual kumité deportivo de competición.

Su kara te enfatizaba el estado de alerta, la agudeza y la eficacia; y estaba totalmente enfocado a la defensa personal real, con un entrenamiento lo más cercano a las posibles situaciones de combate. Seguramente sería mucho más parecido a ésto:

En 1922, Sensei Choki comenzó a enseñar karate en el continente, abriendo un dōjō en Shikanjima, llamado «Konohana Ward», en Osaka, nombrando a su estilo «Ryū Nihon Denryu Heiho
Motobu Kenpo», comúnmente llamado Motobu-Ryu; y estableciendo la Karate-Jutsu Fukyu-Kai (Sociedad para la Promoción del Karate).

Además, Motobu Kenpo, junto con el Motobu Udundi de Sensei Choyu, hermano mayor de Sensei Choki, fue uno de los pocos karatekas «Ryūha» en destacar la importancia del Kumité en el periodo anterior a la guerra.

«Hoy en día, el golpe se hace con el brazo inclinado hacia abajo para que caiga el agua. En el pasado era diferente. El puñetazo se hacía con el brazo extendido y la sensación de que estaba ligeramente inclinado hacia arriba. Este es el verdadero legado Matsumura de Shuri».

Ryukyu Shimpo, 1936.

Uno de los episodios más notables de Sensei Choki, ya con 52 años, donde en aquellos días, todavía se decía que: «la vida son 50 años».

Tal episodio ocurrió en 1922, mientras visitaba Kyoto, fue a ver un espectáculo de boxeo contra judo en Kyoto. Un boxeador que participó, y venció fácilmente a varios judokas, lanzó un desafío abierto. Además, el desafío fue lanzado de forma arrogante y despectiva.

El Sensei Choki Motobu, que estaba sentado entre el público, subió al escenario y en el siguiente combate noqueó al boxeador, probablemente con un puñetazo o una serie de puñetazos, en la cabeza en el segundo o tercer asalto. Los espectadores se sorprendieron al ver a un hombre considerado viejo, noquear a un boxeador, con tal diferencia de edad y peso, con un arte marcial desconocido.

En mayo de 1926, Sensei Choki publicó su recopilación de «Okinawa kumité Kenpo Karate-Jutsu». Este volumen es el registro más antiguo de kumité. Las técnicas clásicas de kumité de Okinawa introducidas en él, se conservan hoy sólo en Motobu Kenpo. Como tal, no es simplemente el manual de kumité de un ryūha, sino un documento inestimable de la cultura y la historia de Okinawa que se tiene en gran estima, tanto en Japón, como en todo el mundo.

En 1932, Sensei Choki publicó su segundo libro, «Watashi no kara te-jutsu». En este volumen aparecían fotografías de toda la secuencia del naifanchin. Además, advertía enérgicamente contra las malas interpretaciones del naifanchin, y expresaba su preocupación por lo que veía, como el estado distorsionado del kara te en el Japón continental.

En particular, su postura conservadora respecto a la modificación de los katas se derivaba de su oposición a otros karatekas que lo hacían sólo para acelerar la promoción del kara te en el Japón continental.

Las formas, creadas por maestros ancestrales, contienen un minucioso saber oculto, relacionado con la concepción del cuerpo humano por la medicina oriental: meridianos y cómo circula por ellos la energía vital, expansión-contracción, órganos-vísceras; y cómo aplicarlo haciendo uso correcto de las habilidades guerreras, para la protección de nuestro mundo: puntos, cómo manipularlos, y con qué, para curar, proteger, o a atacar. No pueden variarse a la ligera, como también hemos visto en el moderno kara te de competición.

Sensei Choki, también se esforzó por registrar los nombres y especialidades de los artistas marciales del Reino de Ryukyu, y en preservar las tradiciones orales de la historia del kara te, que, había escuchado de sus maestros. Hoy en día, el Watashi no kara te-jutsu se considera el principal documento sobre la historia del kara te.

Ese mismo año, Sensei Choki visita Hawai, pero es detenido por el INS. Su único visitante, que, entrenó con él durante su mes de detención, es Thomas Miyashiro.

Durante la guerra, cuando comenzaron los apagones contra los ataques aéreos, se dice que Sensei Choki dijo: «La guerra está perdida. Una batalla defensiva es casi imposible de ganar». Sensei Choki, falleció el 15 de abril de 1944, a la edad de 74 años. Su tumba se encuentra hoy en la localidad de Kaizuka, en Osaka.

En 1980, la esposa de un alumno fallecido envió un libro a Chōsei Motobu, hijo de Sensei Choki. Hasta entonces, la existencia del libro era desconocida. Esta obra, debe ser considerada como una de las fuentes más importantes para evaluar e interpretar el kara te de Sensei Choki, en el libro «Mi Arte y Habilidad del kara te» (2020), presenta los conocimientos técnicos y relatos originales transmitidos por el propio Sensei Choki (1870-1944).

Choyu Motobu

Poco se sabe sobre Sensei Choyu Motobu, sin embargo, sabemos que fue el heredero de Motobu Udundi, arte marcial de Okinawa de la época del Reino Ryukyu.

Motobu Udundi se considera un arte marcial «general», en el sentido de que utiliza técnicas de puñetazos y patadas, de bloqueo y proyecciones, conocidas como Tui Te, y una gran variedad de armas.
En la época del Reino Ryukyu, los herederos del Udun, aprendían los secretos de este arte. Comenzaban su entrenamiento en Udundi a partir de los seis años, y normalmente continuaban hasta la mayoría de edad, a los 15 años.

Las reformas meiji y la disolución del Reino de Ryukyu, pusieron en peligro la sucesión del udundi, sin embargo, de una forma u otra siempre sobrevivía, Sensei Choyu con el fin de preservar este arte, se dirigió a un estudiante de talento llamado Uehara Seikichi, y le pidió, que transmitiera el arte de su familia a su segundo hijo, Chomo Motobu, que se había ido a vivir a Wakayama en el continente japonés.

El joven Uehara cumplió las expectativas de su Sensei, y en 1924 viajó a Wakayama para enseñar a Chomo Motobu lo que había aprendido de su padre, asegurando así la continuación del Udundi dentro de la familia Motobu.

Sin embargo, Chomo Motobu murió en el bombardeo de Osaka en 1945 y la transmisión del Udundi volvió a estar en peligro. En 1947, Sensei Uehara Seikichi regresó de Filipinas a Okinawa, donde había pasado la guerra. Debido a sus traumáticas experiencias allí, abandonó las artes marciales durante un tiempo. Con el tiempo, se le acercaron personas que habían oído rumores de sus hazañas en Filipinas, y poco a poco comenzó a dar clases de nuevo.

En 1961, bautizó su estilo Motobu-Ryu en honor a su maestro, y comenzó a dar clases en serio. Durante este tiempo, Uehara Seikichi recordó la petición de su Sensei de no enseñar Udundi a nadie fuera de la familia Motobu. Mientras, enseñaba «Tui Te» a algunos estudiantes shihan, y para el resto, sólo enseñaba Kara Te en el estilo Udundi.

Sin embargo, no queriendo que Udundi se perdiera, en 1970 abrió al público las artes secretas que había aprendido, cambiando el nombre de su escuela a Motobu Udundi y estableciendo la Motobu Udundi Kobujutsu Kyokai. Con el tiempo, el número de alumnos aumentó, pero recordó que no había cumplido su promesa a Sensei Choyu, de enseñar Motobu Udundi dentro de la familia.

En 1976, Sensei Uehara Seikichi fue a Kobe y se encontró con Sensei Chosei Motobu, hijo de Sensei Choki Motobu, y le comunicó su intención de devolver Motobu Udundi a la familia Motobu. Sensei Chosei quedó impresionado con la habilidad de Uehara Seikichi y, además de Nihon Denryu Heihou Motobu Kenpo, de su padre, heredó Motobu Udundi de su tío.

En 1984, Motobu Udundi Kobujutsu Kyokai, se unió a Nihon Kobudo Kyokai, haciendo el arte disponible en las principales islas de Japón. Luego, en 2003, Sensei Uehara Seikichi transfirió el título de Soke a Sensei Chosei Motobu, cumpliendo la promesa que había hecho a su maestro unos 80 años antes.

Kenpo Motobu

El Kenpo Motobu es muy diferente en características al Kara Te de competición moderno, y, conserva las características de cuando se llamaba Ryukyu Kenpo Todé.

En Kenpo Motobu, el kata conocido como naifanchin, forma la base de toda la práctica. Esto se debe a que, todos los principios del kenpo Motobu, desde los fundamentos hasta las técnicas más avanzadas, están contenidos en el naifanchin, que proporciona toda una vida de estudio.

Sensei Choki Motobu, utilizaba una postura natural, en la que al bloquear o golpear no llevaba la otra mano hacia la cadera, la acción de hikité, sino que colocaba la mano en guardia, donde podía entrar en acción más fácilmente. También entrenaba el lado más débil del cuerpo para crear un equilibrio entre ambos lados.

Sensei Choki Motobu también hacía pleno uso de la mano adelantada para golpear. Esto era bastante avanzado para la época, cuando el método ortodoxo consistía en bloquear con la mano delantera y utilizar la mano trasera para contraatacar. Sensei Choki Motobu enseñó que la mano delantera, al estar más cerca del oponente, se vuelve más rápida en la acción y debe utilizarse para golpear con eficacia.

El Sensei Choki Motobu se basaba principalmente en técnicas de mano, y utilizaba los pies y las rodillas como apoyo, pero de forma eficaz, dirigiendo sus patadas al estómago, la ingle y las articulaciones de las rodillas. A menudo le gustaba agarrar, y también utilizaba técnicas básicas para cubrir, o controlar las manos y los brazos de su oponente. Sus ataques se dirigían, no sólo a la cara y el pecho, sino también a la ingle y las rodillas, golpeando con la rodilla o el pie.

Las técnicas de kumité del Kenpo Motobu, no fueron diseñadas para ser utilizadas en competiciones de estilo deportivo que, surgieron después de la guerra. Son las que Sensei Choki, dominó a través de un riguroso entrenamiento con sus maestros en su juventud y su experiencia en combates reales, y, por lo tanto, constituyen el verdadero kumité clásico de Okinawa, persistiendo en su creencia en la importancia del clásico Ryukyu Kenpo To Te.

Motobu Udundi

La postura básica del Motobu Udundi es erguida, con las rodillas rectas, los talones ligeramente elevados y el peso descansando sobre las puntas de los pies. Al atacar y defender, el pecho se eleva y el movimiento parte de las caderas, con los pies moviéndose suavemente en cualquier dirección. (¡Me recuerda tanto al silat de Brunei!)

A diferencia de la mayoría de los estilos de kárate actuales, los puñetazos se dan con el puño delantero y las patadas con la pierna delantera. El kamae es similar al Motobu Kenpo del Sensei Choki Motobu, ya que ambos han conservado un elemento de estilo antiguo, típico del arte de lucha de la familia Motobu.

Otra similitud con Motobu Kenpo, puede verse en la forma en que se manejan los ataques cuando se evita un ataque con el cuerpo, el contraataque consiste en acciones ofensivas y defensivas simultáneas.

En la base del Motobu Udundi está el motode. Originalmente, el motode era un tipo de técnica de acondicionamiento que se realizaba avanzando y retrocediendo a la posición inicial. Existen dos formas de motode: una se realiza con los puños y la otra con las manos abiertas. Los movimientos de la versión con las manos abiertas están estrechamente relacionados con las técnicas conocidas como «mai no te», y su aplicación en el «To Te» y el uso de armas.

Además de las técnicas «duras», de puñetazos y patadas, Motobu Udundi cuenta con un sistema de bloqueos y lanzamientos conjuntos, denominado tuiti. El objetivo del tuiti es dominar al oponente sin causarle daño, en el espíritu de la benevolencia real.

Destinado a ser aplicado contra ataques reales, el tuiti se aprendía originalmente a través de medios de entrenamiento similares al jiyū kumite, o combate libre.

Las armas de Motobu Udundi

El Motobu Udundi también hace uso de armas, y tras el «motode», el estudio de las técnicas a mano desnuda, los mismos principios y movimientos del «motode» se aplican también a las técnicas con armas, independientemente del arma utilizada.

Las armas utilizadas incluyen el bō (bastón), el jō, el uēku (remo modificado), y los pares de tanbō (bō corto), nūchiku (nunchaku), tonfa, sai y kama (hoz).

Además, el Motobu Udundi, utiliza armas afiladas, que los miembros inferiores de la clase militar no poseían, como la espada, la lanza y la naginata. Esta es una característica significativa del Motobu Udun.

En cuanto a las enseñanzas avanzadas

Finalmente, en cuanto a las enseñanzas avanzadas, el Motobu Udundi, tiene una «danza» que se llama «bu no mai», o «danza marcial», que tiene técnicas avanzadas, como el «tuiti», escondidas en la danza. Hay un poema de Sensei Choyu que dice:

«No tomes la danza aji por su valor aparente, porque dentro está el waza oculto».

Choyu Motobu

En él expresa la esencia del «bu no mai».

La tradición Motobu Udundi de estar «oculto» en la danza, se debe probablemente al hecho de que los miembros de la familia, debido a su elevado estatus, destacaban tanto en la lucha como en las artes clásicas, especialmente en las danzas de la corte. Fue esta situación única la que propició la mezcla de las artes en la familia Motobu, de forma que se utilizaban aspectos de cada arte en el otro: bu en mai y mai en bu.

Con todo esto, los hermanos Motobu dieron al Kenpo una contribución significativa que, aún hoy, es actual. Contribuyeron al hecho de que el Kenpo sea considerado como un arte ecléctico, teniendo la capacidad de conciliar las más diversas artes y sistemas de lucha. Prueba de ello es la mezcla entre el trabajo de Sensei Choki y Sensei Choyu, transmitido hoy como dos estilos, en un solo arte por Sensei Chosei Motobu.

“Tienen principio, pero no tienen fin”

Nuno Stichini Santos

Artículo traducido de su original en portugués publicado en la revista digital «A Espada e a Pena»

The following two tabs change content below.

Nuno Stichini Santos

Salir de la versión móvil