Filosofía China en las artes marciales. La Filosofía China ha influido poderosamente en el cimiento filosófico, moral y técnico que soporta los sistemas de habilidades guerreras que habitualmente conocemos como artes marciales.

Este artículo intenta ofrecer un escueto resumen de cómo algunas de las corrientes filosóficas chinas han alimentado esos cimientos.

 

1. El Chamanismo

Las fuentes históricas nos llevan a las etapas más antiguas de la civilización china, las primeras dinastías, que van desde la edad de piedra a la de bronce. Junto al desarrollo tecnológico y social, aparece la figura del chamán, como encargado de la música, la danza y el tratamiento de las enfermedades.

Los chamanes utilizaban ciertos movimientos del cuerpo inspirados en las fuerzas de la naturaleza y los animales para mantener la salud. Estos movimientos pueden ser el origen del actual “Chi Kung”, y por lo tanto de las artes marciales.

Parece que el Chamanismo es originario de la estepa siberiana y de ahí extiende a Europa, China, América y el resto del mundo. El Chamanismo Siberiano nos habla de tres habilidades guerreras:

  • Curar
  • Proteger
  • Atacar

El chamanismo vuelve a beber del conocimiento de la madre Tierra y la Naturaleza y continuamente identifica distintos roles del hombre con animales. De esta forma, llama lobo blanco al guerrero que maneja la habilidad de curar, lobo negro al que maneja la habilidad guerrera de proteger y lobo rojo al poseedor de la habilidad de atacar. Ningún guerrero puede manejar a la vez las tres habilidades guerreras y cuanto más se restringa al dominio de una de ellas más la dominará. De la capacidad de manejar dos de ellas al mismo tiempo surgen otras fisonomías de guerreros: lobo gris, guerrero capaz de manejar la habilidad de curar y proteger…

Si algún tema ha sido malinterpretado o corrompido en el mundo occidental junto a las enseñanzas espirituales orientales ese ha sido el de las artes marciales. Se busca la forma de ser más poderoso, de realzar nuestro ego, de fomentar la imagen del hombre macho. Sin embargo las verdaderas artes marciales no se parecen en nada a eso: la esencia de un guerrero es servir y su misión sólo consiste en dar, dar todo lo que pueda de las habilidades adquiridas, sin esperar nada a cambio.

Desde este marco y con una perspectiva personal, siento que la habilidad que ofrece las mayores y más importantes posibilidades de servicio a nuestros semejantes es la habilidad de curar.

2. El Taoísmo

El Taoísmo impregna completamente las artes marciales, hasta el punto de que sin él serían algo totalmente distinto. Con tan solo iniciarse en su práctica se observan conceptos y símbolos, que normalmente nadie sabe explicar, procedentes del taoísmo:

2.1 El Uno, El Dos y el Tres

El Uno, el Dos y el Tres están por todas partes en las artes marciales:

  • En el principio era el Vacío y del Vacío surge El Uno
  • El Uno da origen al Dos
  • Del Dos surge el Tres
  • Del Tres surgen los 10.000 seres

Las Formas o Katas de Karate Do están repletas de posiciones que reflejan estos principios y son un sistema de trabajo interior:

  • La posición de inicio con los pies juntos representa el Uno, el origen, el Wu Wei o el principio de la “No acción”.
  • Desde la posición de inicio se separan los pies, creando el dos y el tres, separando el Yin del Yang, estado en el que se encontraba el “Hombre Celeste”, antes de su encarnación y situación entre el Cielo y La Tierra, quedando sometido a su influencia.
  • El Tres está presente en multitud de encadenamientos de movimientos, algo lógico pues del Tres surgen los Diez Mil seres (el resto de seres de la creación) y del Tres también surgirán el resto de movimientos.

2.2 El Yin y el Yang

Los principios contrarios y complementarios inspiran gran parte de los repertorios técnicos marciales, con cuestiones muy manidas pero no comprendidas en profundidad, como:

  • El principio de ceder ante el contrario, canalizar su fuerza y devolverla:
    • Cuando el contrario empuje tira
    • Cuando tire empuja
    • Cuanto más fuerte ataque mayor será el impacto que recibirá de su propia fuerza.
    • Cuando tu contrario sea fuerte se débil, cuando sea débil puedes ser fuerte.

Pero también en cuestiones mucho más profundas e incluso “esotéricas”, como ya se anticipaba en el apartado anterior:

  • El Yang está presente en el lado izquierdo del cuerpo humano y el Yin en el derecho.
  • Cuando el Hombre Celeste encarna, Yin y Yang quedan unidos en el cuerpo físico del hombre por la columna vertebral.
  • Durante el entrenamiento marcial se trabaja en la separación consciente de Yin y Yang, equilibrando, tonificando si alguno está en insuficiencia o sedando si existe un exceso. Principio troncal de la Medicina Tradicional China y base de la curación por el movimiento, utilizado en las artes marciales del mismo modo que en el Chi Kung.

2.3. La Naturaleza y la Espontaneidad del Guerrero

El concepto de ‘naturaleza’ es fundamental para comprender el Taoísmo. La ‘naturaleza’ obliga a la espontaneidad, a la ‘no arbitrariedad’. Del mismo modo el guerrero debe ser espontáneo y confiar en su el poder personal adquirido para solucionar las dificultades.

Este principio no implica que abandone la planificación y estudio de un plan trazado. Este plan se identifica con la Vía, o Camino que sigue como instrumento de perfección, pero este camino no puede implicar sufrimiento, ni tan siquiera preocupación.

El Guerrero debe elegir un camino o vía de perfección acorde con su propio corazón… un camino con corazón por el que marchará de forma espontánea, usando sus habilidades para servir y disfrutar mientras se perfecciona:

“El Guerrero avanza riendo y gozando por un camino de corazón”

3. El Zen

Aunque se reconoce al Budismo Chan como oriundo de China, fue en Japón donde alcanzó una enorme popularidad. Allí se le conoce como Budismo Zen, o simplemente Zen.

En el Zen, y de él pasa a las artes marciales, el concepto de Wu o vacío interior cobra la máxima importancia:

  • El vacío se logra a través del silencio.
  • El silencio se obtiene deteniendo el diálogo interno, ese interminable parloteo que mantenemos con nosotros mismos.
  • Con el vacío accedemos a la genuina Mente Humana y a la puerta de acceso a las poderosas habilidades del Hombre.

 Como reflejo de estos principios a un nivel más accesible tenemos las aplicaciones de la psicología del deporte moderna, que aplicando técnicas utilizadas desde hace mucho tiempo en las disciplinas guerreras, logra una mejora significativa de los resultados de los atletas. Palabras como respiración completa, relajación, visualización creativa, nos parecen de nuevo acuño, pero llevan cientos de años aplicándose con éxito en la práctica del Zen y de éste en las artes marciales.

The following two tabs change content below.

Adolfo

Terapeuta y profesor de artes marciales at AcupunturaToledo
Adolfo Vallejo Díaz. Profesor de Educación Física del ET. Entrenamiento para la salud y artes marciales en Toledo. Colaborador de guerreromistico.com